Fundación Julio Bocca 20 años

Apadrinarte

APADRINARTE

La Fundación Julio Bocca fue creada por Julio, acompañado por sus amigos y familiares,  con el fin de acercar el arte de la danza a todos los estratos sociales, compartiendo con los jóvenes su amor al baile; y para transmitir y difundir las disciplinas de la danza en su mejor estado, buscando siempre la excelencia de la mano de los docentes más destacados del país.

El crecimiento de las solicitudes de ayudas económicas, becas y la falta de mecenas espontáneos que ayuden al crecimiento de los alumnos a desarrollarse en sus diferentes disciplinas sorteando sus propias realidades socio culturales, hicieron que la Fundación haya desarrollado, a partir de esta temporada 2017, un plan para recaudar fondos:  APADRINARTE.

APADRINARTE fusiona el concepto de padrinazgo tradicional con el ámbito exclusivo del arte, en el que la disciplina de la danza tiene un lugar de privilegio.

QUÉ ES APADRINARTE

El objetivo de APADRINARTE es financiar el 100% de las solicitudes de becas que recibe la Fundación, para su desarrollo dentro del marco educativo de las artes.
Esto se debe a que la Fundación recibe entre 2300 y 2800 solicitudes de becas por año, a través de  todos los canales de comunicación de la institución. Solo se han podido atender efectivamente en el año 2016 a 86 casos,  y en el 2017, con un gran esfuerzo se han resuelto favorablemente 176 casos concretos y activos.

La realidad de un bailarín oriundo de 9 de julio, de Lanús o de Mendoza, que llegó a un techo académico en las escuelas locales, es la misma. Tiene que migrar, desplazándose hacia donde la excelencia académica representada por una institución de renombre y experiencia sólida, pueda contenerle y ayudarle a desarrollar su talento.

De lo contrario se apaga su luz interior, su pasión y su fuerza se desvían a otras áreas y el mundo de la danza pierde un bailarín, una futura estrella en potencial.

En el interior del país incluso existe un altísimo nivel académico, pero las grandes oportunidades se producen en la ciudad de Buenos Aires. Por ello, la Fundación se desplaza frecuentemente al interior para ofrecer seminarios o master classes, con el fin de reactivar, refrescar y marcar avances. La realidad es que no todos los alumnos pueden acceder a ese “balón de oxígeno académico” para que su potencial siga vivo. Las becas en el exterior, las audiciones para formar parte de otras compañías internacionales, y las oportunidades de desarrollar su arte, son infinitamente más posibles en la ciudad de Buenos Aires que en otros sitios del país.

El bailarín, alumno potencial sin recursos económicos, tiene que migrar, tiene que tomar clases con otros maestros, audicionar, experimentar otras técnicas… tiene que poder “volar” creativamente. Y la misión fundamental de la Fundación Julio Bocca es facilitar a estos jóvenes su acceso a todas estas instancias, partes fundamentales de su formación académica.

El padrino es una solución viable para resolver parte de este problema, al comprometerse con el pago regular de una suma de dinero a la Fundación para que ésta lo administre celosamente en beneficio de uno o más alumnos perfectamente identificados. Así,  gracias a su generosidad y altruismo, el padrino estaría resolviendo el futuro de estos alumnos hoy desesperanzados en sus pueblos natales a la espera de una incierta respuesta por parte de otras instituciones. CÓMO FUNCIONA

El programa APADRINARTE está desarrollado para que tanto personas físicas como empresas puedan realizar aportes conforme a sus posibilidades. Haciendo click aquí podrán constatar valores y opciones.

Por otra parte, la Fundación certifica la transparencia de los ingresos y de los resultados obtenidos, ofreciendo al padrino la información que se genere de su o sus apadrinados, y según los casos, si procede asignar por volumen de aporte, asignar e interconectar al padrino con el protegido de tal manera que su evolución, y crecimiento profesional sea compartido en primera persona y en tiempo real.

Para la Fundación Julio Bocca es un honor y un orgullo invitarlos a que conozcan personalmente, si les interesara, a su protegido cuando lo convoquemos y localicemos en el interior del país, y explicarles los motivos que llevaron a su selección. Y una vez pasado el tiempo, cuando este alumno progrese, baile y obtenga el reconocimiento que se merece, hacerlos partícipes de ese crecimiento profesional y personal, el que  sin su apoyo no sería posible.

APADRINARTE acorta las distancias, genera esperanza y brinda a los jóvenes la opción de crecer y creer en las instituciones.

Para mayor información, los invitamos a leer aqui o a contactarse al mail  fundraising@fundacionjuliobocca.org.ar

 

 

AdjuntoTamaño
Icono PDF Brochure de Información General199.15 KB